Pensadero

viernes

¿En Europa gobiernan muchachos majaderos?

Una Persona ya entrada en años [pintando canas], seria considerada ridícula y majadera si su comportamiento y decisiones no estuvieran a la altura de las circunstancias. Imaginemos pues a este personaje con el comportamiento de un muchacho inmaduro [quise poner adolescente, pero valgan verdades, conozco algunos con una madurez envidiable]. Después de tan temible combinación sicológica tendremos el perfil de una buena parte de los gobernantes que amenazan con destruir a Europa.

Hombres que parecen adultos; se visten, caminan y hablan como tal; pero que no han alcanzado, madurez, sensatez y buen juicio. Aspectos importantes al momento de tomar y ejecutar decisiones.

Parecen muchachos que juegan al club. Un club donde no entran los padres [aprovechando este paralelo; es curioso que los padres sean símbolo de autoridad, buen juicio y experiencia]. Un club donde lo que no se entiende es catalogado como algo inservible, prescindible.

¿No es curioso todo ello?, ¿no se estará convirtiendo en eso la unión europea?, ¿porqué reniega Europa de su pasado?, ¿acaso no es el gigante que es por el mismo?, ¿Cómo podrá explicar su presente sino reconoce su pasado?, ¿No son los muchachos los que muchas veces se avergüenzan de sus Padres, de sus raíces, de sus orígenes?, ¿porqué la mezquindad de no reconocer la labor que desarrollo el cristianismo?, ¿No respiran acaso sus mas grandes obras literarias, arquitectónicas, etc. de ese cristianismo?, ¿Cómo interpretaran los mismos?, ¿Cuál es el sentido de destruir los valores o lo que a ellos representa?

Una Persona Madura, no piensa solo en su beneficio. Un Adulto no considera que el fin justifica los medios. Un Hombre no cede a los chantajes de una minoría, no teme al que dirán, busca el bienestar de su sociedad. Un líder no se aprovecha de las miserias de su pueblo para sacar provecho de las mismas [léase encadenar una ley que supuestamente reivindicaba los derechos de una minoría con otra ley que busca el beneficio propio].

Ya lo decía Chesterton: “Lo que llamamos ideas nuevas son, generalmente, fragmentos de las viejas ideas.”

Todo aquello que hoy reclama la minoría, se probó en su tiempo y no resulto. ¿Por qué insistir en lo mismo?, acaso no hemos aprendido de la Historia.

Una vez me dijo alguien que sabia: “Un Buen Padre no es el que da a su hijo todo lo que le pide. Es el que da solo aquello que hará de el un hombre de bien. Y es que el padre sabe que es bueno y que es malo, al hijo aun le falta la experiencia para ello. Quien cede a todos los requerimientos del niño, por evitarse un llanto deja de ser Padre, pues no actúa en bienestar del niño, ni en el suyo propio, pues lo que primo fue su egoísmo y no el amor.”

Pues lo mismo diría yo de aquellos quienes nos gobiernan y legislan. ¿No son acaso ellos Padres de la Patria?

Lo que si queda claro es que no gobiernan muchachos majaderos solo en Europa, también los hay en el resto del mundo. ¿Hasta cuando permitiremos eso? o ¿Nos encontramos acaso bien representados?

Omar Orozco Sáenz

Etiquetas: , ,

1 Comentarios:

A la/s 2:11 p. m., Blogger Opinión Libre desde Cantabria dijo...

Me parece muy atinado tu artículo. Perdona mi tuteo que no significa falta de respeto sino todo lo contrario, proximidad con ese planteamiento ideológico que en él expones.

Sólo echo en falta, que profundices en la responsabilidad de las ciudadanías europeas en que a sus gobiernos accedan gente que como dices son unos muchachos majaderos. ¿No seremos también los ciudadanos un poco majaderos al permitir que nos gobiernes unos idem?. ¿No tuvieron responsabilidad los alemanes al permitir que llegase al Poder el Partido Nazi?.
Sé que es un trabajo de chinos, buscar todas las corrientes mediáticas, grupos de presión, lobies que mueven la opinión pública de una ciudadanía simplona y acrítica. Pero la denuncia queda coja sino se aborda este punto general y sólo se critica a la clase política. Un pensador político decía que todo pueblo tiene los gobernantes que se merece. Debemos por ello cambiar a las personas para que se eduquen en la crítica y se hagan conscientes de las corrientes ocultas que tratan de moverles como marionetas. Tienen que fomentarse almas libres que se levanten contra los dogmas laicos de nuestro tiempo presente. Sólo así acabaremos por desechar de nuestras cúpulas de poder a tanto muchacho majadero.
Con mis mejores felicitaciones para tu atinado diagnóstico. Nos queda ahora, a todos los ciudadanos, iniciar la cura de nuestra enfermedad, quizás, hasta empezando por cada uno de nosotros y con nuestro entorno.

Marcelino González Ferreras
Santander (España)

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal