Pensadero

viernes

¿En qué momento el hombre se convirtió en perchero?

Solo basta abrir un diario, navergar por alguna página de internet, sintonizar algún canal de noticias, o prender el receptor para darse de golpe con una extraña realidad. Los valores inculcados, el estilo de vida que hasta hoy fue capaz de acoger a apoteósicas civilizaciones, comienzan a ser atacadas por casi todos lo flancos.

¿Porqué las palabras comienzan a devaluarse? Hoy; por ejemplo; ser mayoría no significa nada. La cantidad es equivalente en peso al de un globo lleno de aire... Hoy sucede que los hombres se convirtieron en percheros. Si percheros y aceptan mansamente en nombre de la tolerancia que se pisoteen sus derechos y se coloque sobre ellos los ideales de los gobiernos de turno. Hoy se nos obliga a ser permisivos ante las ofensas de los demás, han disfrazado la palabra libertinaje en libertad.

No se trata de ser intangibles, se trata de respetar a los demás, de darnos[le], el justo valor a la persona que tenemos al frente, en otras palabras tratarnos como igual.

Un Dialogo alturado hoy es mal visto y más cuando en el profesamos aquello que creemos. Solo es necesario gesticular los labios para tener al lado a un grupo de radicales descreídos intentando acallarnos acusándonos de querer imponer nuestro punto de vista.

Debemos andar en verdad, esto significa defenderla de aquellos que quieren sumir al mundo en una oscuridad absoluta. Oscuridad que busca arrebatarle la libertad del hombre. Libertad -entiendase bien- no es el dejarse llevar por sus pasiones sino alcanzar señorío de si mismo.

¿A qué tenemos miedo?, porque permitimos que un reducido grupo de poder coloque sobre nuestras mentes ideas que no son las nuestras, ¿Porqué permitimos que experimenten con los mas indefensos y débiles, ideas que nunca resultaron y que lo único que lograron fue anunciar el ocaso de anteriores civilizaciones?, ¿Es que no hemos aprendido la historia?

¿En qué momento el hombre se convirtió en perchero?, quizás la respuesta la encontremos en las palabras del Pensador Católico Luis Fernando Figari: "La fidelidad o la construyes día a día o un día descubres que ya no la tienes". La infidelidad a la "Palabra hecha Carne", hizo que olvidáramos quienes somos.

No es raro entonces que estemos adormecidos, el hedonismo ha calado en nuestras mentes expulsando de ellas todo lo aprendido a lo largo de nuestras vidas y lo unico que nos ha otorgado a cambio es soledad, egoísmo, amargura, envidia y temor. Si, no queda duda que el demonio es astuto, supo como apartar nuestra mirada de aquello que es realmente importante.

Pero Dios no nos ha abandonado, y en lo alto como un estandarte se alza su sagrada cruz invitándonos acogerla y mediante ella llegar a la resurrección, renaciendo en Cristo limpios de toda macula.

Ha llegado el momento de sembrar y cosechar nuestros propios frutos y no vivir a la sombra de grandes santos y cristianos que mucho hicieron respondiendo al llamado de Dios.

Es por ello imposible quedarse con los brazos cruzados, ¿Qué harás tu con los talentos que Dios te ha entregado?, un tesoro es aquello que solo puede ser compartido con otros, cobra valor solo cuando es desenterrado.

Omar Orozco Sáenz

Etiquetas: , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal