Pensadero

sábado

¿Criterios errados o justificando las faltas?

Recientemente un hecho ha entristecido a un grupo de fieles, esta es la caída del Padre Alberto Cutie, en el lodazal.

Una vez me dijeron: Santo no es el que no cae, sino el que cayendo se levanta.

Que el hombre cae; que esta expuesto al pecado; cierto es. Encontraremos tropiezos, cambiaremos a veces de rumbos, pero solo en la humildad rectificaremos lo errado, nunca logremos nada por la soberbia.

Pero, así como lo anterior es cierto, mucho mas cierto es: que siempre estará la gracia de Dios para mantenernos fieles a los compromisos asumidos por amor a El. Pero si la gracia no encuentra acogida, si no es recibida con humildad, no fructificara.

Negar lo anterior es pensar que Dios se divierte con nuestras caídas, que Dios se burla de nosotros al solicitarnos algo que no podremos cumplir. A cada quien le da el peso que puede soportar, y es una carga que no la realizaremos solos, si no que siempre contaremos con la ayuda de Dios.... repito siempre que la aceptemos o solicitemos.

El amor y el pecado son opuestos, pero tienen algo en común: no aparecen de la nada, la cultivamos o lo permitimos -la inconsciencia es un factor a tener en cuenta, pero solo al inicio de algún determinado acto, pues siempre tendremos instantes de lucides para reafirmarnos o no-.

En esta batalla entre el bien y el mal nosotros decidimos si servir a Dios o traicionarlo. No somos entonces espectadores pasivos que nos dejamos llevar de un lado a otro sin ser capaces de definir un rumbo claro.

Escribo estas lineas , no para hacer leña del árbol caído, sino para aclarar algunos puntos que erradamente esta utilizando en su defensa el padre Alberto, para ser mas claro para Justificar su caída. Y es que el pecado nos hace irracionales y soberbios. Oremos por su vuelta al redil.

Omar Orozco Sáenz

Etiquetas: ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal