Pensadero

martes

¿Derechos Humanos?

A continuación vamos a ver una amenaza que se cierne no solo contra un país en especifico, es ya una amenaza global. La pregunta ¿qué se esconde detrás de estas medidas impulsadas por la ONU? es absuelta de una manera muy clara.

Etiquetas: , , , ,

miércoles

falacia ad hominem

Una de las cosas que me incomodan en una conversación es el facilismo. Es doloroso ser testigo de como algunos defensores de "algo" o "alguien", recurren muy a menudo a tan mezquina táctica de descalificar al adversario en tanto persona y no dar una respuesta racional a los planteamientos que esta pueda sostener.

Es un pensamiento ingenuo el creer que matando al mensajero exterminamos de raíz aquello que se plantea como una potencial amenaza; o peor aun; ¿quien en su sano juicio considera que un lingote de oro vale más de acuerdo al portador? -el valor del lingote sera el mismo, sea que lo lleve un mendigo, sea que lo lleve el Rey de España- pues el valor se encuentra adherido al objeto en si, el portador no le aumenta ni le resta valor. 

Pero el gran problema es que damos pie a que nuestra contra parte pueda utilizar la misma debilidad argumentativa para debatir nuestras propias idea; es entonces que muere el dialogo ,  la posibilidad de encuentro conla otra persona, la oportunidad para que brille la verdad.

Los razonamientos sin asideros en la verdad deben ser atacados en su base misma; solo de esta manera podremos desenmascarar los trasfondos que pueda ocultar. En caso contrario solo alimentaremos el espectro de esta idea amorfa y que en apariencia logra desarrollar un "corpus" etéreo dándole una sensación de solides racional.

En definitiva, la utilización de la falacia ad hominen no hace mas que desnudar nuestra falta de conocimiento de la causa a la que creemos defender. Con ello debemos tener en cuenta que el simpatizar con cierta postura, idea o personalidad no es suficiente, debemos de profundizar y dar un asidero racional aquello que descubrimos en nuestro día a día. El fin ultimo, no es descubrir quien se equivoco, sino el conocer la Verdad, no renunciemos a ella.

Omar Orozco Sáenz

Etiquetas: , , , ,

viernes

Mirad al Señor

Etiquetas: , ,

miércoles

"Pero,... ellos tambien pecan"

Una de las cosas que siempre leo o escucho es: "pero ellos también pecan"; "nosotros no somos los únicos que tenemos bajas o caídas, sino mirad a estos o aquellos".

Menuda tontería -es a mi parecer-, pues, no se trata de desviar la mirada a otros extremos puesto que una abominacion seguirá siendo una abominación. Y que esta se produzca en ambos extremos no la hace común sino preocupante.

Juan XXIII: «Condenad el pecado, pero amad al pecador»

Cuando de argumentos de defensa se trata hay que utilizar aquellos que sean motivo de alegría y sobre todo fundada en la vocación a la santidad. Mal hacemos al bajar al nivel de pecado, que para ser sincero suena más a excusa.

Lo que fulanos y menganos hagan o dejen de hacer ó que en todo lugar se cuesan habas, no exime las faltas cometidas por personas que se excluyen del cuerpo místico de Cristo al entrar en situación de pecado; personas por las que tenemos que preocuparnos, no por el que diran sino mas bien por el rescate de su alma y esa es una tarea que nos compromete a todos desde nuestro puesto de servicio.

Es el momento de mostrar con ejemplos claros que determinadas situaciones han sido afrontadas con Amor por quienes respondierón a ese llamado de Santidad.

Omar Orozco Sáenz

Etiquetas: , ,

viernes

La tonta excusa de la naturaleza

Algunas personas; con el fin de justificar sus actos; pueden renunciar al uso de su inteligencia y optar por patrones para nada razonables. Y buscan asirse de lo primero que puedan encontrar. Verán esta actitud en quienes: mienten, roban, drogan, son infieles, o practican la sodomía.

Este argumento, es el predilecto -sobre todo- de quienes definen las tendencias homosexuales como un hecho por demás "natural", "válido", incluso hasta "histórico".

Pero, es este mismo argumento el que los desdice convirtiéndose así [su argumento] en su propio verdugo. Y es que al final todos sus intentos "científicos" para explicar su condición, apuntan a un hecho "incontrolable" y por demás natural. Dirán que en la naturaleza se realizan dichas prácticas y que son más de ciento y tantas especies quienes la ejercitan. Y ante ello pontifican que nada se puede hacer.

Bueno, de ser ese el caso, no tendríamos que quejarnos ante los robos, drogadicciones, incestos, asesinatos, canibalismo; el abuso (pues, rige la ley del más fuerte). Podríamos decir que son más las especies que practican o desarrollan esas prácticas por lo que la sociedad no puede condenarlas.

Y ni de qué hablar de nuestros antepasados, que los griegos dirían unos, que los espartanos podrían decir otros y bajo este último se ejecutaban a los niños que consideraban débiles -por ende un estorbo-. O imagínense un ejemplo un poco más reciente y decapitemos en nombre de nuestra libertad -claro acto de intolerancia- a quienes no piensen como nosotros; o se conviertan en enemigos del estado (por no decir de los intereses propios de los gobernantes de turno).

Quien diga lo contrario es un hipócrita, que solo quiere hacer uso y abuso de un hecho bajo el cual el ser humano no puede regirse y menos justificarse.

Imagínense una sociedad regida por criterios como los ya mencionados.

El ser humano no puede abajarse y justificarse en actitudes no propias de su condición. Antes bien debe de dominar aquellas tendencias que lo obliguen a renunciar a su señorío de si mismo.

Dios se hizo hombre, para mostrarnos quien es el hombre. Y para invitarnos a participar de su divinidad. Es cierto que pueden existir tendencias que obstaculicen nuestra respuesta a tan generosa invitación, pero también esta la Gracia que Dios nos concede; la cual suple nuestras deficiencias y nos ayuda a vivir una vida digna y en consonancia con los designios de Dios.

Esta en nosotros tomar su mano y dejarnos guiar o soltarla y vivir esclavos de nuestras pasiones. Pero estos caminos serán consecuencia de una decisión, y no fruto de un destino inevitable.

Omar Orozco Sáenz

Etiquetas: , , ,

martes

Cuando Dios manda!

Una señora muy pobre telefoneó a un programa religioso de radio, pidiendo ayuda en nombre de Dios.



Un brujo "satánico" que oía el programa consiguió su dirección, llamó a sus "secretarios" y ordenó que compraran alimentos y los llevaran a la mujer con la siguiente instrucción:

"Cuando ella pregunte quien mandó estos alimentos, respondan que fue el DIABLO!"



Cuando llegaron a la casa, la mujer los recibió con alegría y fue inmediatamente guardando los alimentos que le llevaron los enviados del brujo.


Al ver que ella no preguntaba nada, ellos le preguntaron: ¿La señora no quiere saber quién le envió estas cosas?


La mujer, en la simplicidad de la fe, respondió:- No, m'ijo.. No es preciso. Cuando Dios manda, ¡Hasta el diablo obedece!

Etiquetas: ,

miércoles

Pederastia e Iglesia

La pederastia es un crimen terrible, que de manera directa atenta contra el ser humano. Independientemente de quien la cometa, la intensidad y monstruosidad no menguan. Sea cineasta, presidente, rey, actor, sacerdote, o cualquier laico de a pie.


Pero recientemente se está llevando una campaña, en la que se busca endosar la pederastia a la religión, como si esta fuera la fuente de esta aberración. Esto último, por casos que salieron a la luz recientemente. Lo curioso es que no ocurre lo mismo -digamos- con cualquier otro caso. Es decir a nadie he escuchado decir que tal gremio o institución es fuente de pederastia.


Pero, que unos cuantos desdichados - escondidos tras sotanas- cometan estas atrocidades no da pie para generalizar, ello es un insulto a la inteligencia de las personas. Que otros tantos se hayan equivocado en las medidas disciplinarias aplicadas tampoco da pie para lo mismo. Desconocemos las razones que en muchos casos llevo a obrar a algunos obispos de determinada forma. Las intenciones de las mismas personas solo Dios las conoce. Y será Él quien los juzgue.


Pero no todos los obispos actuaron así, ni todos los que cayeron en el lodazal del pecado quedaron impunes, algunos encarcelados, otros separados y puestos en tratamientos sicológico o reducidos al estado laical.


Ahora la iglesia tampoco tiene que hacer un circo de ello, no tienen que llamar a los medios cada vez que tiene que tomar determinadas medidas. El fin de la iglesia es buscar la salvación de las almas. Tanto de las abusadas como la de los abusadores, buscar tenderles la mano para arrancarlas de las garras del demonio. Obvio ello no evita que deban responder por sus actos ante la justicia humana.


La pederastia, es cierto que responde en ocasiones a desordenes sicológicos, es también obra del demonio quien induce a los hombres (varón y mujer) a tales bajezas. Pero que en nada justifica los actos realizados por el ser humano pues, para que la tentación se haga concreta se requiere del asentimiento del tentado, la cual no siempre es inmediata, sino la suma de pequeñas infidelidades. Por lo mismo, no podemos dejar de lado la oración solicitando fortaleza a Dios e intercediendo por todos nuestros hermanos en especial por quienes consagraron su vida al servicio de Dios.


De la Iglesia Católica, se espera siempre lo mejor, y hechos como los ocurridos recientemente hieren la susceptibilidad de muchos; y así como una pequeña mancha resalta sobre manera en una superficie de gran blancura, ocurre lo mismo cuando sus miembros pecan, esos actos inmediatamente resaltan en contraste con la blancura del cuerpo místico de Cristo.


Omar Orozco Sáenz

Etiquetas: , , , ,

viernes

¿Nuestros actos cambian algo?

En ocasiones parecen que nuestras acciones, son insignificantes y para nada trascendentes. Es una tentación constante que nos invita a dejar de lado aquello que realizamos. Sin embargo con el pequeño esfuerzo que realizamos podemos hacer la diferencia.

A continuación una historia que me ayuda mucho cuando ideas como las que comento rondan mi cabeza:

"En una ocasión, un turista madrugó para contemplar el amanecer en la playa. Al llegar allí se encontró con que no era el único. Había un lugareño que también paseaba por la costa. Al turista de inmediato le llamó la atención que aquel hombre cada tres pasos se agachaba, recogía algo de la arena y lo lanzaba al mar.

Después de observarlo durante unos minutos se acercó a preguntarle qué hacía.

El lugareño le explicó que era común en esa época del año que la marea bajara rápidamente provocando que muchas estrellas de mar se quedaran en la arena y si él no las devolvía al agua seguramente morirían.

Dicho esto, se agachó para tomar otra estrella que arrojó al mar.

El turista contempló la playa y vio una inmensidad de terreno, llena de puntitos que seguramente eran más estrellas de mar varadas.

Entonces, intrigado, le preguntó: “Perdone ¿para qué hace esto? ¿No es inútil ponerse a salvar estrellas? ¿Cambia algo el hecho de que usted arroje al mar estas estrellas cuando son cientos de miles las que seguramente morirán?”

El lugareño se agachó. Recogió una estrella. La sostuvo entre sus manos unos segundos y la arrojó al mar. Luego volteó la mirada al turista y le dijo “¿Me preguntas si cambia algo? Para ésta… ¡Cambio todo!”."



Omar Orozco Sáenz

Etiquetas: ,

jueves

Y se fue... pero Dios seguira esperando

El sacerdote Alberto Cutie, seguiré llamándolo así, opto por otro camino, se alejo de casa y el hecho me apena.

Pero una cosa es clara, el pecado nos obnubila, no deja que veamos con claridad, nos vende la inmediatez a golpe de desesperanza.

Una mujer es la razón que lo empuja alejarse de Dios, que lo indujo apartarse de Camino por otro en el que pudieran acallar su conciencia, aunque diga que se cambia a una religión "parecida" a su tan "apreciada" iglesia Católica.

El Sacerdote Cutie se olvida que parecida no es lo mismo que igual y menos aun con diferencias tan dolorosas.

La iglesia anglicana entre las diferencias mas notorias niega la transubstanciación del Pan y vino en el Cuerpo y Sangre de Nuestro Señor Jesucristo. Tan solo este punto me llena de tristeza el corazón, que precio tan alto esta pagando por dejarse arrastrar por la pasión ¿por cuanto tiempo podrá mantener alejado de su mente los recuerdos cuando como sacerdote acariciaba con las yemas de sus dedos, diariamente, a Nuestro Señor Jesucristo ?, ¿Cómo olvidar que con sus labios besaba al Creador del universo y que con su cuerpo se alimentaba?

Y esto va también para mi, para ti que me lees que en mas de una ocasión hemos también dado la espalda a Dios por optar por el pecado, y que en mas de una ocasión nos hemos privado de Nuestro Señor en la comunión por nuestra situación de pecado...

Y sin embargo, El nos espera con los brazos abiertos para reconciliarnos, para amarnos. Me espera a mi, a ti, al sacerdote Cutie y a todo hombre que entrando en si mismo, tome conciencia de la verdad, tenga el valor y la humildad para postrarse ante los pies del Padre y escuchar desde el Cielo: "Hijo mio".

Omar Orozco Sáenz

Etiquetas: , ,

sábado

¿Criterios errados o justificando las faltas?

Recientemente un hecho ha entristecido a un grupo de fieles, esta es la caída del Padre Alberto Cutie, en el lodazal.

Una vez me dijeron: Santo no es el que no cae, sino el que cayendo se levanta.

Que el hombre cae; que esta expuesto al pecado; cierto es. Encontraremos tropiezos, cambiaremos a veces de rumbos, pero solo en la humildad rectificaremos lo errado, nunca logremos nada por la soberbia.

Pero, así como lo anterior es cierto, mucho mas cierto es: que siempre estará la gracia de Dios para mantenernos fieles a los compromisos asumidos por amor a El. Pero si la gracia no encuentra acogida, si no es recibida con humildad, no fructificara.

Negar lo anterior es pensar que Dios se divierte con nuestras caídas, que Dios se burla de nosotros al solicitarnos algo que no podremos cumplir. A cada quien le da el peso que puede soportar, y es una carga que no la realizaremos solos, si no que siempre contaremos con la ayuda de Dios.... repito siempre que la aceptemos o solicitemos.

El amor y el pecado son opuestos, pero tienen algo en común: no aparecen de la nada, la cultivamos o lo permitimos -la inconsciencia es un factor a tener en cuenta, pero solo al inicio de algún determinado acto, pues siempre tendremos instantes de lucides para reafirmarnos o no-.

En esta batalla entre el bien y el mal nosotros decidimos si servir a Dios o traicionarlo. No somos entonces espectadores pasivos que nos dejamos llevar de un lado a otro sin ser capaces de definir un rumbo claro.

Escribo estas lineas , no para hacer leña del árbol caído, sino para aclarar algunos puntos que erradamente esta utilizando en su defensa el padre Alberto, para ser mas claro para Justificar su caída. Y es que el pecado nos hace irracionales y soberbios. Oremos por su vuelta al redil.

Omar Orozco Sáenz

Etiquetas: ,

domingo

En el nombre del Padre

Un hijo ama y respeta al Padre -o al menos así debería de ser- a sus ojos, su Padre es un ser inmenso, capaz de lograrlo todo.

El Padre no solo es cooperador con Dios en el acto de procrear, también es -o debería de ser- imagen viva de Dios, es precisamente esa imagen que los niños captan en sus padres, y es que poseedores de una mirada limpia y profunda pueden penetrar por nuestra imperfección y descubrir la presencia de Dios en nuestros corazones. Es aquí donde nuestros hijos tendrán uno de sus primeros encuentros con Dios.


Con esto nada nuevo agregamos o descubrimos pues, al fin de cuentas, el llamado que todos los hombres -Varón y mujer- tenemos y es la de transparentar el rostro de Dios en nuestro ser.


Cuando un Padre comete una falta, involucra -quizás sin ser consciente- a toda su familia en ello. Y así como existe una comunión de los santos, también existe una común-unión en el pecado al punto que la infidelidad no solo hacen mella a su entorno, sino que, como onda expansiva afecta a toda la creación.


Los hijos sufren por las faltas cometidas por aquel ser al que consideraban intachable, pero no solo se afligen por ello, sino también por el mal ocasionado a terceros. Aquí encontramos un primer quiebre: los hijos sufren pues aman a ese Ser al que llaman padre pero también aborrecen aquello que le es ajeno y que se ha impregnado en ese Ser que tanto aman y que al punto de convertirlo en un no-Ser (un no-padre) . Y es que, el pecado nos hace renunciar aquello que realmente somos.



Condena lo malo, pero ama al pecador

Llegar a diferenciar que Es de lo que no-Es, es un punto difícil mas aún cuando hay sentimientos encontrados, es por ello que el tiempo, la prudencia y la oración son los mejores aliados.

El pasar del tiempo nos permitirá ver con mayor objetividad aquello que hoy nos puede afectar sobremanera. La prudencia en el momento de sacar conclusiones o en el actuar, nos permitirá actuar en justicia sabiendo quiénes somos y en manos de quien ponemos la responsabilidad de impartir justicia. La oración -que sería de nosotros sin ella- nos dará la fortaleza para mantenernos en pie; hará germinar aquella mirada profunda y penetrante que nos permita ver mas allá de esa lepra que es el pecado, solo de esta manera podremos solicitar el auxilio para aquel a quien tanto amamos.

El amor siempre nos llevara a buscar la salvación de aquel a quien tanto se ama, pero parte de esta salvación es también corregir el error y asumir las consecuencias de los mismos. Pero, en ocasiones serán los propios hijos quienes tendrán que asumir esa responsabilidad en la tierra.



Honraras a tu Padre y a tu Madre

El cuarto mandamiento no tiene apartados ni pies de pagina, en ningún momento nos dice; los honraras solo si por sus méritos se hacen dignos de ello, o acaso, solo si son de santidad reconocida. Solo dice los Honraras.

Recordemos que estamos llamados a amar con el mismo amor de Cristo. Hay errores ante los que nuestros Padres responderán solo ante Dios, pero ellos no estarán solos en ese momento, pues estaremos intercediendo por ellos para que su corazón sea lo suficientemente humilde en reconocer sus faltas y para aceptar la misericordia de Dios.



Es de bien nacidos ser agradecidos

Toda autoridad viene de Dios; Pero no puede haber autoridad sin Dios. Hay que ser dignos de la autoridad recibida. Si sus padres no fueron -o no son- así, recen por ellos, ayudenlos a cargar con su cruz.

Ahora bien, esto último se manifiesta con mayor intensidad en una paternidad espiritual, si quien nos acerco a Dios -Catequista, Sacerdote, Fundador, Amigo, etc-, cayó en desgracia, no lo abandonemos, oremos con intensidad por el pues la miseria del pecado nos quiere ocultar la belleza de su rostro, arranquemos su alma de las garras del maligno orando y pidiendo fortalezas para que con un corazón arrepentido se acerque a Dios.

Oremos aunque aquella persona no se encuentre con nosotros; recordemos que el tiempo solo rige para nosotros; para Dios todo es un eterno presente y las oraciones que hoy presentemos acompañaran a lo largo de su vida o en su lecho de muerte a quien necesitado este de ella.

Oremos igualmente por aquellos que pudieron verse afectados por aquellas infidelidades, para que su corazón pueda ser sanado por el único que es capaz de hacerlo: Cristo; solo el cura solo él es capaz de enseñarnos a perdonar a quienes nos ofendieron.



El rostro de Dios

Como hijos, debemos buscar en todo momento el rostro de Dios y como Padres estamos llamados a traslucirlos. Quien es buen hijo es buen Padre; quien honra a su Padre, Honra a Dios.

“Si alguno dice: Amo a Dios, y aborrece a su hermano, es un mentiroso; pues quien no ama a su hermano, a quien ve, no puede amar a Dios a quien no ve. " 1 Jn 4,20.

La causa de no ver a Dios es no amar al hermano.


Omar Orozco Sáenz

Etiquetas: , ,

sábado

Mi Padre me ama



Al ver este acto de amor de un Padre para con su hijo;

y la alegria de este ultimo al cruzar la meta del triatlhon;
vinieron a mi mente dos citas de la Biblia:


¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿o si pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente? ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan? (Lucas 11, 11-13)

----------------

El Señor es mi luz y mi salvación, /¿a quién temeré?
El Señor es la defensa de mi vida,/¿quién me hará temblar?

(salmo 26, 1)

Y claro si un hombre es capaz de hacer tal muestra de amor por su hijo,
cuanto mas hara Dios por nosotros en la triatlhon de nuestras vidas.

Omar Orozco Sáenz

Etiquetas: , ,

lunes

Si no lo veo, no existe (*)

Un día, una niña de 6 años estaba en su salón de clases.
La maestra iba a explicar la evolución a los niños. Entonces le preguntó a un niño:

MAESTRA: Tommy, ¿ves ese árbol allá fuera?
TOMMY: Si.
MAESTRA: Tommy, ¿ves el césped afuera?
TOMMY: Sí.
MAESTRA: Ve afuera, mira hacia arriba y dime si puedes ver el cielo.
TOMMY: Sí, vi el cielo.
MAESTRA: ¿Viste a Dios?
TOMMY: No.
MAESTRA: No podemos ver a Dios porque no está ahí. Él no existe.

Una pequeña niña pidió permiso para hacerle unas preguntas al niño. La maestra aceptó y la niñita preguntó:

NIÑITA: Tommy, ¿ves ese árbol allá fuera?
TOMMY: Sí.
NIÑITA: Tommy, ¿ves el césped afuera?
TOMMY: Síiiiiiiiiiiiii... (cansado de todas esas preguntas)
NIÑITA: ¿Ves el cielo?
TOMMY: Síiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii...........
NIÑITA: Tommy, ¿ves a la maestra?
TOMMY: Sí...
NIÑITA: ¿Ves su cerebro?
TOMMY: No.
NIÑITA: Entonces, según lo que hemos aprendido hoy, ¡ella no tiene cerebro!



Y es que, existen algunas posturas "Racionales" que no pasan la vaya del sentido común.


-------------------------

jueves

He estado con Dios

Había una vez un pequeño niño que quería conocer a Dios. Él sabía que era un largo viaje llegar hasta donde Dios vivía, así es que preparó su mochila con sandwiches y botellas de leche chocolatada y comenzó su viaje.

Cuando había andado un tiempo, se encontró con un viejecita que estaba sentada en el parque observando a unas palomas. El niño se sentó a su lado y abrió su mochila. Estaba a punto de tomar un trago de su leche chocolatada cuando notó que la viejecita parecía hambrienta, así es que le ofreció un sandwich. Ella, agradecida, lo aceptó y le sonrió. Su sonrisa era tan hermosa que el niño quiso verla otra vez, así que le ofreció una leche chocolatada. Una vez más, ella le sonrió. El niño estaba encantado. Permanecieron sentados allí toda la tarde.

Cuando oscurecía, el niño se levantó para marcharse. Antes de dar unos pasos, se dio la vuelta, corrió hacia la viejecita y le dio un abrazo. Ella le ofreció su sonrisa, aun más amplia.

Cuando el niño abrió la puerta de su casa un rato más tarde, a su madre le sorprendió la alegría en su rostro. Ella le preguntó: '¿Qué hiciste hoy que estás tan contento?'. Él respondió: 'Almorcé con Dios'. Pero antes de que su madre pudiese decir nada, él añadió: '¿Y sabes qué? ¡Tiene la sonrisa más hermosa que jamás he visto!'.

Mientras tanto la viejecita, también radiante de dicha, regresó a su casa. Su vecina estaba impresionada con el reflejo de paz sobre su rostro, y le preguntó: '¿Qué hiciste hoy que te puso tan contenta?'. Ella respondió: 'Comí unos sandwiches con Dios en el parque'. Y antes de que su vecina comentara nada, añadió: '¿Sabes, es mucho más joven de lo que esperaba'.

Entonces los justos le responderán: "Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te dimos de comer; o sediento, y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos forastero, y te acogimos; o desnudo, y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel, y fuimos a verte?"

Y el Rey les dirá: "En verdad os digo que cuanto hicisteis a unos de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis." (Mat. 25, 37-40)

Etiquetas: ,

martes

Dios te Salve Reina y Madre

Etiquetas: , , ,

viernes

Emociones y ambiguedades

El fin de semana pasado tuvimos a bien, mi esposa y yo, ir a una jornada católica realizada por varios grupos carismaticos.

La intensidad y el empeño de un mar de personas demostrando cuanto amaban a Dios --debo decir-- me enterneció y el ambiente fue a mi parecer propicio para el recogimiento --algo que para uno que otro debe sonar difícil, pues en ocasiones el mar de emociones que en estos encuentros se despliega a veces; que no siempre; llegan a ser incontenibles. Pero debo confesar que salí en gran medida edificado.

Una de mis intenciones --que no era la única-- era contactar a una de las lideres de un grupo carismatico --a quien tuve el gusto de conocer hace muchísimo tiempo -- e invitarla a escribir unos artículo para publicarlos en: Pensamiento Católico , pero será en otro post donde hable más tendido sobre ello. Sin embargo no era esta la única intención; también y quizás la mas importante era aprovechar el espacio que se me brindaba --No olvidaba que estos carismas son suscitados por el Espíritu Santo-- para ahondar mas en mi amor a Dios.

Existió sin embargo uno que otro hecho; que si me preocupo. Y, si bien el saldo final fue "positivo" vi claramente como criterios errados eran infiltrados por personas muy bien intencionadas, que llegado un momento fueron arrastrados por sus emociones privándose de la razón y nada bueno sale de esa resta, por muy buenas intenciones que uno pueda tener.

Debo aclarar sin embargo que este hecho no es exclusivo de los movimientos carismaticos. Conozco varios, por no decir muchos grupos católicos y congregaciones religiosas en donde también se han presentado alguno que otro hecho. Tampoco es un hecho exclusivamente religioso, también suelen darse en el estado secular.

Pero volviendo al punto y a la situación que narro citare solo un ejemplo:

Llegado un momento, uno de los grupos asistentes soltó una barra característica del movimiento al que pertenecían: "Con Cristo ...Todo, Sin Cristo... Nada" --hasta ese momento todo bien y lo que comenzó con un pequeño grupo se extendió en todo el coliseo--

Pero, y aquí viene el detalle, el animador del encuentro extasiado por lo ocurrido volvió a repetir la pequeña barrita y seguidamente soltó: "Con María... Todo, Sin Maria ...Nada"

He aquí con lo que tuve reparos, --y antes de seguir quiero aclarar que tengo un profundo amor para con mi Santa Madre María, y considero así mismo que es parte importante y activa en la obra del plan de salvación que la Santísima Trinidad desarrollo para con nosotros los hombres.

Habiendo hecho la salvedad, prosigo. Como decía, tuve reparos es la frase de "Con María todo, sin María nada", pues, anteriormente se había soltado la frase de:"Con Cristo Todo, Sin Cristo Nada" y esto en el contexto presentado; ponían tanto a la Madre como al Hijo en una misma posición, y eso no es así --valga la aclaración-- puesto que el Hijo es Dios y la Madre es eso Madre, no divinidad. Una cosa es ser divinidad y otra muy distinta participar de ella (la divinidad).

Alguno que otro, puede pensar que exagero, que de hecho queda claro que nuestra Santísima Madre no esta en la misma posición de Jesucristo, que todo el mundo sabe eso o al menos lo intuye, y que me ahogo en un vaso con agua.

Posible es que, alguien con mediana formación y compromiso pueda saber, intuir o cuanto menos dar una interpretación adecuada de aquella frase. Pero, también digo que No, puesto que necesariamente no es así, y es que el problema no son los medianamente preparados --que de por si son pocos--, sino quienes tienen una escasa o nula formación en la fe,--bien podría decir la gran mayoría de nosotros--, ya sea por desidia propia o ajena (en lo de ajena encajamos también cada uno de nosotros). Es esta gran mayoría quienes se encuentran mas expuestos. Y quien diga lo contrario, tiene que salir mas al campo pues para que la teoria funcione se necesitan quienes las pongan en practica (entiendase: Evangelizar)


Yo puedo entender que alguien, de manera personal, en algún dialogo me diga: "Yo adoro a mi: Mamá, Papá, Hijos (as), Novio (a), etc". Obviamente interpretare correctamente lo que quiere comunicarme: "Yo quiero mucho a". Haciendo este breve esfuerzo, habré saltado la valla de su mal uso del lenguaje --exigido quizás por el sentimentalismo--, porque es mal uso, salvo que alguien me diga que lo de "adorar" va en todo el sentido literal de la palabra (cosa que ya seria un problema, al menos si quien lo dice se llama así mismo Católico).

Otro amigo puede decirme:"Yo adoro a la Virgen", yo podría también interpretarlo como "Yo quiero mucho a la Virgen", pero mal haría si no lo corrigiera, y con una sonrisa cómplice le diere unas palmaditas diciéndole: "Te entiendo". Y aqui comienza el problema pues, su mal uso de palabras, que a mi no me afecto, en otros casos podría desencadenar una "mariolotria" y créanme que el diablo es mas astuto que nosotros; pues puede tergiversar lo bueno para generar confusión, ejemplos varios encontramos en la Biblia --por ejemplo la escena cuando "el desdichado" utilizó las propias palabras de las Escrituras para tentar a Cristo en el desierto (Lucas 4, 9-12)

Existen expresiones más felices --creo yo-- que rinden honor a nuestra Santísima Madre, que no solo son bonitas sino que también ilustran, por ejemplo:

"Nada sin María y todo por mediación de María" (S. Efrén)

"A Jesús siempre se va y se "vuelve" por María" (San Josemaría Escrivá de Balaguer)

"Por Cristo a María y por María mas plenamente al Señor Jesús"
(L.F. Figari)

"Cuanto la Virgen quiere, lo obtiene, ya que sus plegarias nunca quedan desatendidas"
(Pío IX)

"¡María no es el centro, pero esta en el centro!"
(San Luis María Grignion de Monfort)

En conclusión: Las buenas intenciones no son suficientes, las emociones no son malas, pero cuando se separa de la razón pueden llevarnos al abismo --a nosotros y a quienes vengan tras nosotros--. Y tener el tino necesario para emplear las palabras adecuadamente, las ambiguedades son armas de doble filo. Oremos pues y formémonos constantemente para poder transmitir cada vez mejor el mensaje de Cristo.

Santa María, ruega por nosotros.




Omar Orozco Sáenz

Etiquetas: , ,

¿Quién regala una Biblia en un Matrimonio?

"¿Qué es esto?, ¿Es que acaso las personas han perdido la capacidad de diferenciar que es un buen regalo y que no lo es? Este sin duda ha sido el peor de los regalos", y devolviendo una Santa Biblia al estuche del cual había sido extraída; los familiares de los novios completamente indignados depositaban en las manos de Eva.

El regalo -ciertamente era- el más pequeño de los que habían recibido Eva y Adán. Pequeño no solo en tamaño sino también en cuanto a costo por lo menos a ojos de quienes presentes se encontraban, inclusive a los propios.

Así, pasados algunos meses, la mayoría de los regalos ocupaban un espacio importante
En los ambientes adecuados. Pero, el más pequeño de los regalos de aquel matrimonio había ido a parar a un lugar alejado de la luz y en ese espacio quedo por mucho tiempo.

Las sombras con el tiempo iban extendiendo su reino en el hogar de Eva y la desesperación iba apoderándose de su corazón, el individualismo se había instalado en todos su miembros. Todo esto debilitaba aun más a Eva.

Pero Dios nunca abandona y se vale de otros para ayudarnos a salir del hoyo en el que nos encontramos. Y -como bien intuyen- la historia de Eva no era la excepción.

Fue la hija de Eva quien puso en sus manos aquella Biblia enterrada en el olvido, fue ese Don precioso otorgado por Dios quien regresaba la luz aquel hogar. Fue en su lectura y reflexión que Eva encontró el sentido de ser y vio como la tormenta en la que había sido sumida su vida, su familia iba cediendo para ir dando paso a al calma.

Eva encontró en las Sagradas escrituras aquel motor, aquella fuente de agua viva que le permite recorrer junto a su familia el camino de Vida. Su familia aun no es perfecta y son concientes de ello, pero también que cada paso que dan se adentran en aquel mar de felicidad que es Dios.

De los obsequios que recibieron Eva y Adán, solo la pequeña Biblia ha perdurado y no ha disminuido su valor. Ha salvado un matrimonio y es la brujula que orienta sus vidas por un camino exigente pero de constante encuentro con su Creador.
Si la pregunta es: ¿como se esta historia?, Pues Eva se lo narro a quien le hizo aquel obsequio y lo hizo con sumo amor. ¿Quién regala una Biblia en un matrimonio? Pues, mi Madre.

Omar Orozco Sáenz

lunes

¿Los nuevos soldados de Herodes?

Aún hoy, los soldados de Herodes recorren la tierra. Cabalgan, y a su paso siembran muerte y desolación. Las espadas que antaño cargaban en el cinto se convirtieron en algunos casos en bisturís, gritos y pancartas, instrumentos con los que hoy buscan alcanzar una supuesta libertad.

Herodes quiso desaparecer la Esperanza de la faz de la tierra. Se sentía amenazado por un pequeño infante —Dios hecho hombre— que instauraría un reino que no tendría fin.

Pero Herodes no pudo realizar su objetivo y, por más que lo deseó, no pudo evitar la instauración de ese reino prometido. Hoy, sus herederos —muy dignos de aquel rey de Judea— se ensañan contra los más indefensos, y de esta manera buscan exterminar la esperanza.

Hoy, sumos sacerdotes modernos asesinan a niños indefensos en un rito que puedo y debo llamar satánico, en el que la propia madre es el altar donde tan macabra ceremonia se lleva a cabo. Es ese el lugar donde el hijo que lleva en sus entrañas es sometido a un sádico asesinato.

¡Ah, me olvidaba! Existen personas a las que no les gustara usar aquella palabra que todos conocemos. ¿Por qué? Pues porque suena muy violenta o agresiva, o porque hiere su sensibilidad. «No le llamemos aborto ni asesinato —dicen—; llamémosle interrupción del embarazo». ¡Claro, así no suena tan brutal! Imagínense: ¿para qué usar una palabra que grafique textualmente lo que sucede en el quirófano? No. Pensemos antes en la sensibilidad de la sociedad, utilicemos palabras capaces de adormecer conciencias.

Bien, pero ¿cuál es el delito de esos pequeños infantes? ¿Cuál es el motivo para someterlos a tan salvaje ensañamiento?

Algunos sostendrán que hay motivo suficiente en la forma como fueron concebidos: por ejemplo, una violación. Debo señalar que de por sí la violación es un acto condenable y horrendo, pero que de ninguna manera puede convertirse en justificante para un asesinato.

Lo que no logro comprender, es cómo un acto de violencia puede ser pensado como solución a otro acto de violencia; cómo puede ser que una mujer violentada en su interior tenga que volver a pasar por una experiencia similar para supuestamente limpiarla.

Discúlpenme, pero el aborto no va a borrar el hecho condenable del cual fue víctima, es decir, la violación. Quizá podrá aparentar ante los demás, pero esa mujer en su interior sabrá el sufrimiento que tuvo que pasar, y el aborto no aplacará en lo mas mínimo ese sentimiento/vivencia. Ocurrirá todo lo contrario: lo empeorará. (visite este Link)

Al abortar no solo mata al hijo del violador; también mata a su propio hijo. En cualquier país del mundo —o en casi todos— existe una máxima en derecho: la persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario. No se condena al acusado hasta que haya hecho uso de su legítima defensa. Bueno, esa máxima se debería aplicar con estos pequeños. Si al nacer el niño la madre continúa en su empeño de no criarlo, es decir, si decide que será muy doloroso para ella prodigar amor al ser que llevó en su vientre, puede darlo en adopción y otra persona podrá velar por él. Es todo lo que se le pide a aquella madre: solo un tiempo para meditarlo, solo eso, una oportunidad para un ser que podría cambiar su vida y llenarla de alegría, así como a muchas otras. Algo que ya ha sucedido y que puede seguir sucediendo.

Otro estandarte es el del embarazo de alto riesgo, donde la vida de la madre corre peligro. El porcentaje de casos no es tan elevado como para considerarlo un motivo de liberalización del aborto. ¡Oiga, existen personas alérgicas a la penicilina, y no por ello la penicilina va a salir del mercado! Existen más probabilidades de que dentro de una intervención quirúrgica se pierda la vida. Además, en una sociedad tan avanzada como la nuestra se cuenta con los recursos necesarios para eliminar ese pequeño porcentaje.

Pero el aborto no solo se permitirá en esos casos. No. También, en caso de que la madre no lo desee. Y a este último ítem puede usted ponerle excusas mil. Veamos, ¿por qué quieres abortar?:

• «Porque no quiero al padre». (Entonces, ¿por qué te acostaste con él?).
• «Porque aún no está dentro de mis planes». (No todo se desarrolla como lo hemos planeado. Los retos que enfrentamos en nuestro día a día hacen que a la postre seamos mejores. Pero no todo es negativo, tampoco se planea recibir buenas nuevas. Son estas las que en muchas ocasiones nos ayudan y motivan para alcanzar la meta soñada. Y el "Don de la vida" es eso una buena nueva que logra exceder todas nuestras espectativas)
• «Porque me va desfigurar el cuerpo». (Sin comentarios).
• «Porque mis padres no van a querer». (¿De cuándo aquí te preocupas tanto por lo que dirían tus padres? Si esto fuera realmente cierto, lo hubieras pensado antes de y no después de).
• «Porque estoy estudiando y no puedo truncar mi carrera». (Perdón, pero hay innumerables ejemplos de madres que terminaron sus carreras y son profesionales exitosas).
• «Porque no quiero». (Un ejemplo clásico de inmadurez).

La vida de cualquier ser humano debe ser defendida a ultranza. Todo ser humano es valioso en sí mismo. Debe, pues, quedarnos claro que la vida es un don de Dios. Cada vida, en forma misteriosa, tiene un plan que solo conoce su creador, y que cada creatura está invitada a descubrir. Eso configura la maravillosa aventura de ser hombre.

Esas pequeñas víctimas: ¿no estarían tal vez destinadas a encontrar la vacuna para la cura de algún mal?; ¿no podría ser alguna de ellas quien llegue a impulsar de modo importante el crecimiento de algún pueblo o nación?; Simplemente por estadística es lógico que de tantos miles de niños abortados al año, un cierto número de ellos iba a alcanzar nombre egregio y a hacer importantes contribuciones a la humanidad.

¿Qué se busca con el aborto? ¿A qué futuro nos conducirá? ¿Cuáles serán sus consecuencias? ¿Por qué esa horrible costumbre de no pensar en el futuro y solo en el presente?

¿Qué sociedad estamos dejando como herencia para nuestros niños? A ver, pensemos: si hago que mis hijos no asuman las consecuencias de sus actos: ¿qué sucedería?, ¿cómo aprenderían la lección?, ¿sabrían asumir retos?, ¿cuidarían de los demás? Hum… creo que no.

¿Será por ello, acaso, que la eutanasia está siendo impulsada? Claro, si no afronto los problemas que se me presentan, el camino más fácil es esquivarlos. Sin embargo, hay cosas que no se pueden esquivar para siempre, y son francamente incómodas. La conclusión es clara: lo mejor es eliminarlas.

Con el aborto eliminan nuestra esperanza, minan nuestra alma. Es momento de que el hombre (varón y mujer) sea consecuente con sus actos y asuma responsabilidades. El egoísmo solamente nos brindará soluciones destructivas.



Omar Orozco Sáenz
Conoce más sobre el aborto

Etiquetas:

viernes

¿Es la Iglesia excluyente?

¿Existe una Iglesia de los ricos y otra de los pobres? ¿Puede una madre ser capaz de olvidar a uno de sus hijos para prodigarle cuidados al otro? Por otro lado: ¿se salvan los pobres tan solo por el solo hecho de serlo? ¿Acaso excluyó Cristo a los ricos de su plan de salvación? ¿No fue Él quien se hospedó en casa de ricos para mostrarles en qué radicaba su verdadero tesoro? ¿No fue Cristo quien da sentido a nuestros sufrimientos y vino a decirnos: «Acérquense a mí todos los que están rendidos y abrumados, que yo les daré respiro. Carguen con mi yugo y aprendan de mí, que soy sencillo y humilde: encontrarán su respiro, pues mi yugo es llevadero y mi carga ligera» (Mt 11, 28-30).

Mucho se ha escrito con referencia a los pobres, y ha sido la Iglesia una de las primeras en hacerlo (escribir y actuar). Sin embargo, la mezquindad del mundo en el que vivimos —e incluso la de algunos hermanos en la fe— intenta minusvalorar (por diferentes motivos) lo que nuestra Iglesia hace por sus hijos. Antes bien, buscan generar resentimientos en torno a ella. Pareciera que buscaran convertir al pobre (me refiero a aquellos que dicen «defender su causa») en el hermano mayor del hijo prodigo (Lc 15, 25-32).

Velar por el pobre no es endiosarlo. El pobre no puede suplantar el papel de Cristo como centro de nuestras vidas y acciones. Pero tampoco se trata de desconocer al hermano que sufre. Ante ello es la Iglesia aquella madre amorosa que nos enseña a amarnos entre hermanos y a descubrir en cada uno el rostro amoroso de Dios.

¿Amamos al hombre (pobre o rico)? Sí lo amamos. Pero amamos sobre todo a Cristo, aquel que encontramos en el sagrario. Es en torno a Él que gira la vida del cristiano; de Él se alimentará para obtener las gracias necesarias que le permitan vivir en coherencia con su mandato.

Como vemos, la doctrina católica es a todas luces correcta, y para aplicarla en nuestra vida cotidiana. Muestra de ello son las legiones de santos y de venerables (varones y mujeres) que vivieron en coherencia con aquello que Dios les solicitaba.

Pero ¿cuál es el camino? Pues para dar respuesta a esta pregunta cito a continuación el Evangelio según san Marcos: «Jesús respondió: “El [mandamiento] primero es: escucha, Israel: el Señor nuestro Dios es el único Señor; y tú amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma, con todo tu espíritu y con todas tus fuerzas. El segundo es: amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento más grande que estos”» (Mc 12, 29-31).

Podremos llevar un pan a la mesa de nuestros hermanos, y con él saciaremos brevemente su hambre. Pero si ese pan no va acompañado del pan de vida eterna, poco o nada haremos. Podremos alimentar sus cuerpos pero no sus almas; podremos darles las fuerzas para que den un paso más, pero no un sentido para sus vidas. «Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo: el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo daré es mi carne, para la vida del mundo» (Jn 6, 51).

La Iglesia no es excluyente, y abre constantemente sus brazos para acoger a pobres y ricos, al enfermo y al sano, al ignorante y al sabio, al pecador y al no tan pecador… en fin, a todos los hombres que haciendo uso de su libertad acogen a Cristo en su corazón y, en Él, la verdad proclamada, de la cual la Iglesia es celosa guardiana.

Cabe resaltar que la Iglesia está abierta al diálogo, y en ningún momento deja de escuchar a sus hijos y las sugerencias que estos hagan para una mejor evangelización, salvo, claro, los casos en que se atente no solo contra los dogmas, sino contra toda la doctrina cristiana, ante lo cual está llamada a corregir y aclarar el error, aunque siempre en tono caritativo. Cuando a pesar de ello una persona no cesa en su intento, es ella misma quien se autoexcluye de la comunión eclesial. Ante tal situación la Iglesia, preocupada por su grey, se pronuncia al respecto. Pero estará siempre con los brazos abiertos para recibir al hijo que alguna vez se fue.

Uno es católico por que reconoce en Jesús, verdadero Dios y verdadero hombre, el camino para una vida plena y para la salvación eterna, un camino que nos invita a la exigencia, a la obediencia, a la humildad. No es, por tanto, un camino por el cual yo puedo hacer lo que se me apetece al punto de atacar, desobedecer y negar la verdad que la santa Iglesia custodia. Recordemos aquella cita del evangelio:

Después de oírlo, muchos de sus discípulos decían: «¡Es duro este lenguaje! ¿Quién puede escucharlo?». Jesús, sabiendo lo que sus discípulos murmuraban, les dijo: «¿Esto los escandaliza? ¿Qué pasará, entonces, cuando vean al Hijo del hombre subir donde estaba antes? El Espíritu es el que da vida, la carne de nada sirve. Las palabras que les dije son Espíritu y Vida. Pero hay entre ustedes algunos que no creen». En efecto, Jesús sabía desde el primer momento quiénes eran los que no creían y quién era el que lo iba a entregar. Y agregó: «Por eso les he dicho que nadie puede venir a mí, si el Padre no se lo concede». Desde ese momento, muchos de sus discípulos se alejaron de él y dejaron de acompañarlo.

Jesús preguntó entonces a los Doce: «¿También ustedes quieren
irse?» Simón Pedro le respondió: «Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna. Nosotros hemos creído y sabemos que eres el Santo de Dios». (Jn 6, 60-69)





Quien ataca a la Iglesia, ataca a Cristo porque la Iglesia es Él.
Él la fundo en el Mundo como camino de salvación.

Omar Orozco Sáenz

Etiquetas: ,

martes

Los Mercenarios de Discovery Channel

Durante festividades Cristianas no es ya raro encontrar mentiras maquilladas como documentales. Mentiras que buscan desestabilizar la fe de aquellos hermanos [sin diferenciar rangos de edad], con una fe aun endeble y en camino de maduración.

Si esto ya es triste; cuanto mas al percatarnos que por el afán de obtener mayor divisas, los canales que se autodenominan culturales, dejan de lado a los verdaderos profesionales, aquellas eminencias [cualquiera que fueran sus creencias] que si están comprometidos con la búsqueda de la verdad y que no estarían dispuestos a avalar lo que hoy nos presentan como un gran hallazgo. Sus lugares han sido ocupados por “los Nuevos historiadores y Arqueólogos”, señores de gorra y banca que con un alta voz en la mano y un ojo en la cámara son capaces de maquillar incoherencias o de generar nuevas evidencias con el fin no de informar sino de vender.

A estos nuevos historiadores no les interesa que tu encuentres la verdad, no les interesa aumentar tu bagaje cultural; ¡No! Solo les interesa aprovechase de nuestra ignorancia para poder introducir la mano en los bolsillos de muchos de nosotros. Nos hablaran de hechos reales; Descubrimientos arqueológicos; Tumbas; Nombres [que asociaran con los aparecidos en la Sagrada Escritura en algunos casos], Nos hablaran de la tan respetada prueba de ADN [que valgan verdades solo sirvió para demostrar la consaguinidad de los restos [a un solo nivel] ; mas no la pertenencia real a los personajes históricos que citan aquellos que se esfuerzan en llamar a esto un documental], y claro esta el famoso cálculos de probabilidades. En este último recae la científica y arqueológica función de sostener la veracidad de su hipótesis.

Al tratar de encajar las piezas en un molde que no ha sido creado por ellos [ni siquiera se esforzaron en crear un molde original, sino que se conformarón en copiar el mismo que utilizo la BBC y la cadena ABC en "documentales" enterrados en el olvido] optaron por el tema mas recurrente, sencillo y de fácil adaptación para cualquier guión creado para Hollywood.

Pero dejemos que James Cameron (a) el Director de Titanic hable y defienda por si mismo su mediocre trabajo llegando incluso a sostener que el hallazgo pone fin a la ausencia de pruebas físicas de la existencia de Jesús con "evidencias tangibles, físicas e incluso forenses, en algunos casos". [Para después agregar] "Sé que dirán que tratamos de minar el cristianismo. Nada más lejos de la verdad, esta investigación saluda la existencia real de esas personas"

La ignorancia es atrevida no hay duda de ello y desnuda el poco conocimiento que este novel documentalista [con el perdón de los profesionales del rubro] posee del Cristianismo y su Historia. Algo que deja de ser necesario si solo necesitamos hacer gala de su afán comercial.

Y en la misma linea: Joe Zias, un prestigioso arqueólogo de la Universidad Rockefeller en Jerusalén, señala que el co-director del documental, Simcha Jacobovici “carece de toda credibilidad”, pues el controvertido cineasta israelí-canadiense, sigue sosteniendo la historia que él mismo lanzó en 2002 respecto a un osario con la inscripción “Santiago, Hijo de José, Hermano de Jesús”. Algo que Bill Donohue, [Presidente de la Liga Católica] se encargo de recordarnos trasladándonos al 18 de junio de 2003, cuando los 15 miembros de la Autoridad de Antigüedades de Israel –conocida por sus siglas en inglés IAA– demostró por encima de toda duda que el osario “descubierto” por Jacobovici era una falsificación moderna.

Estos son pues los nuevos Arqueólogos, Los nuevos Historiadores de Discovery Channel; Aunque la palabra adecuada es Mercenarios y es que cuando el dinero lo es todo, solo puedes coludirte con aquellos que carecen de ética y vergüenza profesional.

¿a cuantas personas timaran esta vez?, ¿es tan facil insultar la inteligencia de las personas hoy en día? Y es que cuando la educación cede el paso al mercantilismo, todos los hombres perdemos igualdad, objetividad, y dignidad. No dejemos que nos falten el respeto, que nos traten como ignorantes y crédulos. Señores de Discovery Channel, por una bolsa de 30 monedas no traicionen a la Verdad.

Omar Orozco Sáenz

Etiquetas: , ,

jueves

¡Yo soy la medida de las cosas!

En el post anterior, reflexionaba en el porque las palabras comenzaban a devaluarse, porque ese oculto afán de algunas personas por destruir el lenguaje.

Una muestra de cómo no solo el lenguaje va perdiendo valor sino también [lamentablemente] el hombre, es una frase que esta camino a convertirse [sino ya] en el coro de alguna canción melosa y sin sentido:

¡Yo tengo derecho a esto, a aquello. ¿Qué puede dañar a la sociedad, pues atenta contra la libertad ó la integridad de algunas personas? Pues ¡que pena!, mas si no lo permites, o no reconoces mi “derecho” me estas discriminando!

Esta frasecita; debo de ser sincero; me recuerda mucho aquellos niños majaderos, obsesionados con determinados objetos [quién no ha escuchado ó no ha dicho en su infancia: es que ¡yo quiero!] que para obtenerlos no dudan ni un pequeño instante en manipular al Padre o Madre, Abuelo(a), Tío(a), en fin al adulto de turno. Y claro si no le proveen del capricho como por arte de magia aquel ser amado, puede llegar a convertirse en malo o insensible, demostrando de esa manera lo poco y mal que lo quieren.

Es así que quienes, voz en cuello cantan ese estribillo solo dan muestra de cuanto han madurado a lo largo del tiempo, al punto que la sociedad en donde ellos hoy habitan a pasado a reemplazar aquellos familiares, que “magnifica labor realizaron educándolos”, pero claro tampoco se pueden pedir peras al olmo. Es por ello que el fruto que hoy nos ha tocado degustar se llama “¡Yo soy la medida de las cosas!”.

El culto al yo, hoy en día ha elevado nuestro egoísmo a niveles asombrosos. Hoy quienes gobiernan y legislan nuestros estados son los padres del “Yo”. Son esos “padres” que con leyes en nombre de la tolerancia, malcrían al hombre, haciéndolo incapaz de proyectarse a futuro [motivándolos a vivir el hoy] y por ende incapaces de asumir la consecuencia de sus actos.

Son esos “amorosos padres” desprovistos cada día de su ser humano, quienes nos muestran que el “yo” con mas poder es capaz, de alimentarse de sus pequeños crios. Y es que el egoísmo crece por encima nuestro, abajándonos casi a un nivel animal [será por ello que algunos legisladores piensan y proponen luchar por “los derechos humanos de los animales”; eso solo como muestra de cuan bajo podemos caer].


El culto al yo; se plasma en el hedonismo, en el sincretismo religioso -cuando no en el ateísmo-, en el relativismo, en el nihilismo. Esas son sus columnas y son estas quienes hieren al hombre en lo mas profundo de su ser, llevándolo atentar contra el mismo y contra sus semejantes, inclusive en contra de los mas indefensos [aborto], ¿No es esto acaso el acto mas cobarde y menos humano que pueda desencadenar el culto al Yo?. Muy probable es que su gran Profeta Nietzsche haya carecido de esa proyección a futuro al momento de anunciar la llegada del “Súper-Hombre”.

Era el mismo Nietzsche quien nos manifestaba su temor en su libro el Crepúsculos de los ídolos: “Temo que no vamos a desembarazarnos de Dios porque continuamos creyendo en la gramática”. Vemos pues que los ataques a la estructura de la palabra no es casual, Tienen un blanco definido: Dios Hecho hombre y es que sólo Cristo es capaz de mostrar al hombre quien es el hombre y para que fue creado.

Omar Orozco Sáenz

Etiquetas: , , ,

viernes

¿En qué momento el hombre se convirtió en perchero?

Solo basta abrir un diario, navergar por alguna página de internet, sintonizar algún canal de noticias, o prender el receptor para darse de golpe con una extraña realidad. Los valores inculcados, el estilo de vida que hasta hoy fue capaz de acoger a apoteósicas civilizaciones, comienzan a ser atacadas por casi todos lo flancos.

¿Porqué las palabras comienzan a devaluarse? Hoy; por ejemplo; ser mayoría no significa nada. La cantidad es equivalente en peso al de un globo lleno de aire... Hoy sucede que los hombres se convirtieron en percheros. Si percheros y aceptan mansamente en nombre de la tolerancia que se pisoteen sus derechos y se coloque sobre ellos los ideales de los gobiernos de turno. Hoy se nos obliga a ser permisivos ante las ofensas de los demás, han disfrazado la palabra libertinaje en libertad.

No se trata de ser intangibles, se trata de respetar a los demás, de darnos[le], el justo valor a la persona que tenemos al frente, en otras palabras tratarnos como igual.

Un Dialogo alturado hoy es mal visto y más cuando en el profesamos aquello que creemos. Solo es necesario gesticular los labios para tener al lado a un grupo de radicales descreídos intentando acallarnos acusándonos de querer imponer nuestro punto de vista.

Debemos andar en verdad, esto significa defenderla de aquellos que quieren sumir al mundo en una oscuridad absoluta. Oscuridad que busca arrebatarle la libertad del hombre. Libertad -entiendase bien- no es el dejarse llevar por sus pasiones sino alcanzar señorío de si mismo.

¿A qué tenemos miedo?, porque permitimos que un reducido grupo de poder coloque sobre nuestras mentes ideas que no son las nuestras, ¿Porqué permitimos que experimenten con los mas indefensos y débiles, ideas que nunca resultaron y que lo único que lograron fue anunciar el ocaso de anteriores civilizaciones?, ¿Es que no hemos aprendido la historia?

¿En qué momento el hombre se convirtió en perchero?, quizás la respuesta la encontremos en las palabras del Pensador Católico Luis Fernando Figari: "La fidelidad o la construyes día a día o un día descubres que ya no la tienes". La infidelidad a la "Palabra hecha Carne", hizo que olvidáramos quienes somos.

No es raro entonces que estemos adormecidos, el hedonismo ha calado en nuestras mentes expulsando de ellas todo lo aprendido a lo largo de nuestras vidas y lo unico que nos ha otorgado a cambio es soledad, egoísmo, amargura, envidia y temor. Si, no queda duda que el demonio es astuto, supo como apartar nuestra mirada de aquello que es realmente importante.

Pero Dios no nos ha abandonado, y en lo alto como un estandarte se alza su sagrada cruz invitándonos acogerla y mediante ella llegar a la resurrección, renaciendo en Cristo limpios de toda macula.

Ha llegado el momento de sembrar y cosechar nuestros propios frutos y no vivir a la sombra de grandes santos y cristianos que mucho hicieron respondiendo al llamado de Dios.

Es por ello imposible quedarse con los brazos cruzados, ¿Qué harás tu con los talentos que Dios te ha entregado?, un tesoro es aquello que solo puede ser compartido con otros, cobra valor solo cuando es desenterrado.

Omar Orozco Sáenz

Etiquetas: , ,

¿En Europa gobiernan muchachos majaderos?

Una Persona ya entrada en años [pintando canas], seria considerada ridícula y majadera si su comportamiento y decisiones no estuvieran a la altura de las circunstancias. Imaginemos pues a este personaje con el comportamiento de un muchacho inmaduro [quise poner adolescente, pero valgan verdades, conozco algunos con una madurez envidiable]. Después de tan temible combinación sicológica tendremos el perfil de una buena parte de los gobernantes que amenazan con destruir a Europa.

Hombres que parecen adultos; se visten, caminan y hablan como tal; pero que no han alcanzado, madurez, sensatez y buen juicio. Aspectos importantes al momento de tomar y ejecutar decisiones.

Parecen muchachos que juegan al club. Un club donde no entran los padres [aprovechando este paralelo; es curioso que los padres sean símbolo de autoridad, buen juicio y experiencia]. Un club donde lo que no se entiende es catalogado como algo inservible, prescindible.

¿No es curioso todo ello?, ¿no se estará convirtiendo en eso la unión europea?, ¿porqué reniega Europa de su pasado?, ¿acaso no es el gigante que es por el mismo?, ¿Cómo podrá explicar su presente sino reconoce su pasado?, ¿No son los muchachos los que muchas veces se avergüenzan de sus Padres, de sus raíces, de sus orígenes?, ¿porqué la mezquindad de no reconocer la labor que desarrollo el cristianismo?, ¿No respiran acaso sus mas grandes obras literarias, arquitectónicas, etc. de ese cristianismo?, ¿Cómo interpretaran los mismos?, ¿Cuál es el sentido de destruir los valores o lo que a ellos representa?

Una Persona Madura, no piensa solo en su beneficio. Un Adulto no considera que el fin justifica los medios. Un Hombre no cede a los chantajes de una minoría, no teme al que dirán, busca el bienestar de su sociedad. Un líder no se aprovecha de las miserias de su pueblo para sacar provecho de las mismas [léase encadenar una ley que supuestamente reivindicaba los derechos de una minoría con otra ley que busca el beneficio propio].

Ya lo decía Chesterton: “Lo que llamamos ideas nuevas son, generalmente, fragmentos de las viejas ideas.”

Todo aquello que hoy reclama la minoría, se probó en su tiempo y no resulto. ¿Por qué insistir en lo mismo?, acaso no hemos aprendido de la Historia.

Una vez me dijo alguien que sabia: “Un Buen Padre no es el que da a su hijo todo lo que le pide. Es el que da solo aquello que hará de el un hombre de bien. Y es que el padre sabe que es bueno y que es malo, al hijo aun le falta la experiencia para ello. Quien cede a todos los requerimientos del niño, por evitarse un llanto deja de ser Padre, pues no actúa en bienestar del niño, ni en el suyo propio, pues lo que primo fue su egoísmo y no el amor.”

Pues lo mismo diría yo de aquellos quienes nos gobiernan y legislan. ¿No son acaso ellos Padres de la Patria?

Lo que si queda claro es que no gobiernan muchachos majaderos solo en Europa, también los hay en el resto del mundo. ¿Hasta cuando permitiremos eso? o ¿Nos encontramos acaso bien representados?

Omar Orozco Sáenz

Etiquetas: , ,

miércoles

Tu mejor sonrisa

Santa Teresa del Niño Jesús cuenta el siguiente hecho:
«Me ofrecí a conducir a una hermana enferma a la capilla y al refectorio. Todas las tardes, cuando veía a la hermana que agitaba el reloj de arena sabía que eso quería decir: “¡Vamos!”.

«Al principio me costaba. Sin embargo, acudía inmediatamente, y, a continuación, comenzaba toda una ceremonia. Debías coger y llevar la banqueta de una determinada manera, y, sobre todo… ¡no ir de prisa! Había que ir detrás de ella, sosteniéndola por la cintura para que no cayera. Yo lo hacía con la mayor suavidad posible… pero no siempre a gusto de ella.

En el refectorio, había que sentarla y actuar hábilmente para no lastimarla; luego había que recogerle las mangas -también de una manera determinada-, y ya podía marcharme.

Con sus pobres manos deformadas, echaba el pan en la escudilla (Recipiente pequeño con forma de media esfera, parecido a un tazón, que se usa para tomar la sopa y otros alimentos caldosos)como mejor podía. No tardé en darme cuenta de ello, y ya ninguna tarde me iba sin haberle prestado ese pequeño servicio. Como ella no me lo había pedido, esa intención la conmovió mucho…, y gracias a esa atención me gané por completo sus simpatías, y sobre todo -lo supe más tarde- porque, después de cortarle el pan, le dirigía, antes de marcharme… mi más hermosa sonrisa».

***
La reverencia con el hermano es el mas sublime acto de caridad, y como no serlo si la reverencia la obtenemos ejercitandonos en el silencio y es en el silencio donde nos encontramos con Dios. Debo ejercitarme día a día a entregar mi mejor sonrisa, de esas que solo pueden ser fruto de la oración.
Omar Orozco Sáenz

Etiquetas: ,